miércoles, 27 de febrero de 2013

¿Cómo evaluar un portafolio?


La evaluación de los portafolios no debe limitarse a la comunicación de los resultados obtenidos. Proceder de este modo, supone estar más próximo a una modalidad de evaluación sumativa que formativa. Es decir, más centrada en calificar o acreditar a los estudiantes que a facilitarles la adquisición de aprendizajes significativos (Capllonch y Buscà, 2007). 

Siguiendo esta idea, es necesario considerar un seguimiento continuo del proceso de elaboración del portafolio, que permita ayudar al alumnado a que seleccione y recopile las evidencias más adecuadas a sus intereses y necesidades de formación. Sin embargo, cuando queremos evaluar a un grupo de alumnos a través de un portafolio, debemos tener claro que al final del proceso, además de entregar una evaluación cualitativa tendremos que acompañarla de una evaluación cuantitativa. Para esta última, es posible diseñar una pauta de evaluación que reúna criterios o indicadores para que los alumnos los tengan en consideración desde el inicio del trabajo, los cuales deben tener estrecha relación con los requerimientos que plantea la elaboración de dicho portafolio.

En base a lo anterior, quisiera presentar una propuesta de evaluación que se basa en los requerimientos de un portafolio pensado para estudiantes de segundo año de la carrera de Educación Básica de la Universidad Santo Tomás sede Talca, Chile, quienes en el segundo semestre realizan su cuarta práctica progresiva, siendo esta la primera en la cual podrán intervenir en el aula en una sesión de 45 minutos cada semana. En el portafolio solicitado para esta práctica se le ha solicitado incorporar lo siguiente:

1. ASPECTOS FORMALES
El trabajo de portafolio debe cumplir con los siguientes aspectos formales:
a) Letra Arial 12
b) Espaciado 1,5.
c) Citas

2. CONTENIDO DEL PORTAFOLIO
2.1. Introducción.
2.2. En cada ejercicio debes indicar fecha y asignatura en la cual sucede el evento seleccionado.
2.3. Debes seleccionar 1 eventos del día que necesiten de una reflexión crítica, aportando evidencias de ello (relato de una escena, hoja de trabajo o cualquier evidencia que permita comprender el evento).
2.4. Redactar una reflexión crítica frente a la evidencia seleccionada.
2.5. Buscar y proponer una alternativa de mejora que surja de la reflexión crítica, la cual te permita abordar la problemática o enfrentar de mejor manera una situación similar en el futuro. Aportar con evidencia de diversas fuentes (libros, revistas especializadas, etc.) para fundamentar su propuesta.
2.6. Bibliografía.
2.7. Al término de tu periodo de práctica debes incorporar una breve reflexión (máximo 1 hoja), sobre la utilidad de este portafolio en tu formación como futura(o) maestra(o) y las dificultades que se presentaron en su elaboración.

IMPORTANTE: Cada semana entregar en la fecha acordada el avance del portafolio para recibir retroalimentación. 

Propuesta de Pauta de Evaluación.

Nombre de la alumna: ________________________________________

Puntaje total: 16 puntos         Puntaje Obtenido: ____________ calificación: _______

Conceptos Evaluativos
0 punto
N L
No logrado
1 punto
M L
Medianamente logrado
2 puntos
T L
Totalmente logrado





Indicadores
NL
ML
TL
Respeta los plazos acordados para la entrega de los avances. 



El portafolio está estructurado respetando los aspectos formales.



La redacción es clara y comprensiva.



El portafolio incluye eventos que posibiliten la reflexión crítica.



La reflexión crítica identifica o cuestiona los supuestos sobre los cuales ha construido sus creencias, opiniones o conocimientos.



Describe propuestas de mejora en relación a los eventos seleccionados.



Demuestra haber hecho búsquedas de información relevante para fundamentar las propuestas.



Realiza una reflexión clara y coherente sobre la elaboración del portafolio, considerando su utilidad y dificultades en el desarrollo de este.




Cabe destacar, relacionando el tema con la entrada anterior: “Evaluación compartida”, que es posible potenciar la pauta de evaluación propuesta planificándola conjuntamente (profesor-alumnos) y, de esta manera, elevar el nivel de satisfacción y expectativas del alumnado en torno a cómo será calificado.



Referencia:

Caollonch, M., & Buscà, F. (2007). Diseño, implementación y evaluación de los portafolios en    enseñanzas presenciales y no presenciales. Desarrollo y evaluación de competencias a través del portafolio del estudiante. (pp. 163). Santander: Universidad de Cantabria. Vicerrectorado de Calidad e Innovación Educativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada